Blogia
feranza

Semana Santa en Villaralto

Bueno, ahora todo ha pasado, pero ha sido intenso. El miércoles santo viajé a Jarandilla. La Semana Santa está en la calle y hemos visto pasar las procesiones. Estamos en La Palmera. Desde allí se ve la gente pasar por la calle Ancha hacia arriba, acompañando a la procesión. El jueves por la mañana nos hemos ido al pueblo, tú y yo solos. Es la primera vez que vamos solos allí. Hemos parado en la isla, en medio de las aguas crecidas del embalse de La Serena. LLevo tus cosas en el maletero y tus juguetes en una caja de plástico, un montón de dragones alados y la nintendo. Con esto te entretienes durante el viaje. Al llegar a casa, ya estaba Toni y el abuelo y los demás allí. Por la tarde llegó Maribel. Hace un tiempo variable.

Hemos ido al cementerio: Maribel, Toni , tú y yo. Pasamos junto a la tumba de la abuela Pepi, mi madre, con su cara de ternura en la foto sobre la lápida. En el cementerio, juegas con el primo.

Has pasado mucho tiempo con él, en el sofá, en el patio, jugando a la pelota y a la nintendo. Por la calle, alrededor de la iglesia, juegas con él y con Pastora. Jugáis al fútbol o a correr. De vez en cuando salgo del bar para encontrarte y vigilarte.

Hemos ido también a la romeria, al recinto junto al río Guadamatilla, que parece un lago y sus aguas llegan hasta el camino, separadas por un muro de piedras. Hemos ido a dar un paseo todos juntos hasta el otro lado del puente. Bajo las aguas se oculta el antiguo puente mucho más bajo. El primo Toni, Pastora y tú, os entretenéis abriendo un agujero en medio del camino, un agujero por donde ha entrado agua después de la subida del río, como si fuera en la playa. A su alrededor, colocáis piedras. Os veo muy afanados en esto. Damos un paseo hasta el puento y luego volvemos a casa.

El domingo hemos ido en coche hasta las Minas del Soldado, de plomo, en Villanueva del Duque. Maribel, El primo Toni, tú y yo. Es un lugar abandonado, donde aún permanecen instalaciones mineras y una antigua estación de ferrocarril de tiempos de la explotación. Es un paisaje casi lunar, con montañas y llanuras. Todo es gris y se presta para la exploración. Has recogido una roca de cuarzo para regalo a mamá. Hay una gran chimenea de ladrillo, redonda. Hemos cogido algunas piedrecitas de obsidiana, piedra volcánica. Después hemos ido a El Viso, en la plaza donde ponen los toros y en el subterráneo, han habilitado, para la visita, los antiguos pasillos del refugio durante la guerra. Es curioso.

Por la tarde , Maribel se fué y nosotros hicimos el viaje hasta Trujillo, donde esperaba mamá. Te has quedado dormido un rato en el asiento de atrás, apoyando tu cabecita en una caja de plástico, donde guardas los juguetes con decenas de dragones alados. Me da una ternura infinita verte ahí atrás, dormidito. He parado el coche, cerca de Capilla y te he colocado bien, tendido en el asiento, pero te has despertado ya. De vez en cuando me dices: " Papá, ¿ Qué pueblo es este?. Y yo te contesto: Madrigalejo.  " Cuántos pueblos faltan? " Y yo te digo, - " cuatro ". Entonces, miras por la ventana y vas viendo el paisaje según se presenta, como en el cine.  Hemos parado en Zorita para echar gasóil y te bajaste del coche enseguida, ágil, para buscar un helado en un expositor. Cuando la vendedora te dijo el precio, ( un euro ), dijiste : " Qué barato ! " y eso me hizo gracia.

Hemos pasado tiempo juntos, que es lo que importa. Besitos , mi niño.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres