Blogia
feranza

El Trabuquete

Ha pasado algo de tiempo, pero quiero recordar algunos momentos de la Semana Santa.

No viajamos, viajé yo hasta Jarandilla para verte. Y nos quedamos por ahí, ya que el mal tiempo lo llenaba todo. Viento, lluvia e incluso frío. El mes de marzo más lluvioso desde hace mucho tiempo. Así que nos quedamos en casa, algunos días enteros sin salir y jugando con las maquinitas.

El sábado nos dió una tregua y aprovechamos para caminar, para subir hasta el Guijo y luego, desde el mirador, entre un sendero sinuoso, que te encantó, coger el camino hasta el Trabuquete. Ibas subiendo, algunas veces separándote algo de mí para hacer alguna cosa, pararte con las piedras, con el agua, con lo que encuentras por el camino. Hay mucha gente subiendo y bajando. Agua por todas parte y allá arriba, las cumbres nevadas. LLegamos al Trabuquete. Te sorprendió ver tanta agua  te descalzaste para meter los pies dentro. Comimos de bocadillo y vuelta.

Me ha gustado hacer esto contigo. Me he sentido bien y creo que nos hace cómplices.

Desde la Base de Talavera, 15 de abril de 2013

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres