Blogia
feranza

Nieve, nieve en Andalucía

Nieve en el camino a Córdoba, por tierras de Zafra. La nieve cubría los cultivos de frutales y los campos de viñedos. Todo se alegra con este manto blanco. Todo resplandece, se hace más vivo. Cualquier punto es bueno para alargar la vista y ver las laderas de las sierra nevadas. En Fuente del Maestre hice mi primera foto. Es un toque de color blanco donde la mirada antes, acostumbrada a los grises, marrones y apenas entusiasmada con la ligera hierbecilla después de las lluvias de diciembre, descubre ahora un cuarto color. El color blanco son motitas de pureza, de algo increíble y extraño, como es la nieve, aquí, en el sur. Paso cerca de LLerena y me paro para fotografiar, emocionado, la estampa del pueblo a lo lejos y su torre camuflada con el paisaje montañero. La nieve acentúa la magia de este lugar. Sigo hacia Córdoba, todo parece más cotidiano, pasado ya este sueño blanco. A lo lejos, en la Vía Verde de la Subbética, se puede contemplar la sierra de Alcaudete con su pico nevado. Y el pueblo entero, allá debajo, apenas visible desde la lejanía en la Laguna del Conde o Salobral, se esconde para desentrañar sus secretos al viajero en la proximidad y en la visita. Lucía fuertemente la piedra en Luque, su castillo, esa plaza invernal, su fantástica iglesia , su artesonado, sus columnas... Nos hemos metido al amparo del fuego en casa Frasco. Un lugar donde comer, descansar... Las aceitunas se han caido de los olivos y ahora reposan en un charco de agua. Me ha llamado la atención el puente de hierro sobre el río Guadajoz, construido a finales del S. XIX por arquitectos franceses y que estuvo funcionando hasta 1985 con el tren que iba de Puente Genil a Linares. Una vía férrea de romanticismo. Estación de Luque, hermoso lugar con esa nostalgia y ese aire decimonónico de las estaciones antiguas. El tren y sus historias. Hoy convertida en cafetería bar restaurante y venta de productos típicos de la zona y gastronómicos como el aceite de oliva. Sin duda, un lugar con encanto. En la vía verde hicimos veinte kilómetros, diez de ida y diez de vuelta, desde el kmt. 65 al 55 más o menos, justo al pasar el puente sobre el río Guadajoz y cruzar el límite entre Córdoba y Jaén.

Antequera, hacia el Torcal, una ventisca de nieve nos impide continuar. Hace un tiempo de norte, en plena serranía. La montaña rocosa se cubre de blanco y se alisa, se suaviza. Los caminos virginales, los pinares.. Entra la nieve por la ventana. Venta El Conejo. Las calles de Antequera están frías y solitarias. Hago algunas fotos a diversos monumentos y en la Calle Talavera. Al final de la Calle La Laguna, sale el arco iris.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres